Entra en vigor la ley que elimina la barrera de edad de los vehículos para obtener la autorización de transporte

Entra en vigor la ley que elimina la barrera de edad de los vehículos para obtener la autorización de transporte

Ya es oficial, desde el pasado viernes 6 de noviembre de 2020 en las Subdelegaciones de Transporte de las diferentes comunidades autónomas no se pide ningún requisito relacionado con la antigüedad máxima del vehículo con el que el nuevo transportista solicita la Autorización de Transporte de mercancías para vehículos pesados.

De nuevo se remueven los cimientos en el sector del transporte. Los nuevos transportistas continuarán necesitando el Título de capacitación de transporte, pero ya no tendrán que acreditar una antigüedad máxima de cinco meses en el primer vehículo pesado a incorporar a la tarjeta de transporte de mercancías tal y como se pedía hasta el pasado 6 de noviembre de 2020. Dicha regulación, establecida por el Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre, ROTT, publicado en el BOE el 19 de febrero de 2019 ha sido efímera, pues solo ha estado vigente 18 meses. Cabe recordar que con anterioridad a la entrada de este ROTT se requería un mínimo de tres vehículos para la concesión de la Tarjeta de transporte de mercancías por carretera de empresa.

La actual situación que elimina la barrera de edad de los cinco meses viene precipitada a raíz de la Sentencia núm. 1218/2020 de la Sala Tercera del Tribunal Supremo del pasado 28 de septiembre de 2020, la cual en algunas comunidades autónomas se empezó a aplicar con carácter casi inmediato, si bien en otras esperaron a las instrucciones por parte de Fomento, las cuales llegaron el pasado viernes 6 de noviembre de 2020.

Aparte de dicha eliminación de la edad del vehículo, el resto de requisitos establecidos por parte del ROTT para la concesión de una Autorización de transporte de mercancías de empresa para el primer vehículo pesado siguen intactos. El principal obstáculo para los nuevos transportistas continúa siendo el requisito de la formación previa para el acceso a las pruebas del título de transportista, quedando el corte en el Bachillerato o equivalente, o por otra parte, completar un Ciclo Formativo de Grado Superior, CFGS, de transporte y logística. En ambos casos, a la práctica, complica mucho el acceso de los conductores al título por la dificultad de acceso a dichas formaciones